© NO SOY DIGNO DE TU AMOR.



© NO SOY DIGNO DE TU AMOR.
© NSDDTA.
© I'M NOT WORTHY OF YOUR LOVE.
Director/Autor: Luis Alberto Fernández González.

Todos los derechos reservados. Este blog y sus contenidos, tanto escritos como fotográficos o en cualquier otro formato, no pueden, ni en todo ni en parte, ser distribuidos, reproducidos, comunicados públicamente, tratados o en general utilizados por cualquier sistema, forma o medio, sin autorización previa y por escrito de su autor, aun citando la procedencia.

Las fotografías publicadas en este blog han sido realizadas por © NO SOY DIGNO DE TU AMOR o cedidas personalmente por los autores y propietarios de las mismas.

© NO SOY DIGNO DE TU AMOR y Luis Alberto Fernández González no se hacen responsables de las opiniones, escritos y comentarios vertidos y publicados en el blog por sus colaboradores y seguidores.

miércoles, 25 de enero de 2017

ENTREVISTA A FRANCISCO FRESNO: "NO CONCIBO MI EXISTENCIA SIN EL ARTE".




"Paco Fresno es un artista íntimamente ligado a la naturaleza, pues se inspira en ella continuamente... la observa, se recrea y después construye una obra que busca lo esencial, centrándose en los aspectos puramente plásticos, tanto en la pintura, como en la escultura. Un hombre crítico con voz propia, al que no le gustan las imposiciones... Una luz, una especie de poeta plástico".

Guillermo Simón
Artista.


"Artista sincero y exquisito, con una brillante trayectoria. Ahora, un anacoreta del arte, atravesando una feliz época personal... algo de lo que me congratulo, pues son muchas las vivencias personales que nos han unido durante años. ¡Se merece lo mejor!"

Gema Llamazares
Galerista.


"El arte sirve de nexo de unión para el grupo, humaniza los espacios, tiene que ver con la extensión de lo simbólico, del sentido de las cosas... y para el que crea en él, es como una extensión de la vida, de la forma de percibir las cosas. No concibo mi existencia sin el arte".

Francisco Fresno
Artista.





A lo largo de estos cinco años, son muchos los artistas que han pasado por "No soy digno de tu amor". Quizás el término "pasar" no sea el más correcto, demasiado simple y poco eficaz para explicar la profunda huella que nos han dejado sus enseñanzas, sus experiencias y su talento. Un legado que construye este blog y un patrimonio que inspira mi vida.

Acostumbro a establecer con algunas obras de arte una relación muy cercana y personal. Necesito verlas, sentirlas, comunicarme con ellas... En Gijón, me sucede con la escultura "Hacia la luz" (2009) de Francisco Fresno (Carda-Villaviciosa, 1954). Una imponente pieza de 22 metros en acero corten (instalada en la Avda. Justo del Castillo y Quintana), que disfruto a diario desde el coche al ir a trabajar al Muséu del Pueblu d'Asturies. Una atrayente estructura de apariencia consistente y duradera, pero a la vez frágil y efímera, como la vida... Una obra que sintetiza la genialidad de uno de los artistas más relevantes de la generación asturiana de los 80 y que hoy entrevistamos en "No soy digno de tu amor".






Fotografía 3478.- Francisco Fresno. Karmen Sáenz. Gijón, 2016.






Fotografía 3477.- "Hacia la luz" (2009). Acero corten. 22 metros de altura. Instalada en la Avda. Justo del Castillo y Quintana (Gijón). "Conocía muy bien el espacio en el que se iba a instalar, un espacio vivido desde muy jovencín... Lo primero que tuve en cuenta es que la principal visión iba a ser desde el automóvil, muy rápida, por lo tanto no podía tener formas demasiado complejas. Tiene inspiración en el Arte Gótico, una pieza que cada vez va teniendo menos material... También puede recordar a un menhir (la idea del origen). La escultura tira del terreno, como tiran los árboles... Hay una idea de crecimiento, surge de adentro". Foto: Sergio Vega. Gijón, 2009.





Fresno es un artista puro y realun hombre ordenado y meticuloso... Un orden que se percibe nada más entrar en su inmaculado estudio y en el trazo preciso de sus elaboradas obras"Esta que ves aquí, me ha llevado un año entero de trabajo...", refiriéndose a un enorme óleo, "Camino interior" (2013-2014), que me atrapa de inmediato por su belleza. También, orden y claridad de ideas a la hora de repasar su biografía: "Cuando comencé a pintar, tenía influencias impresionistas y fauvistas, aunque existía una parte contraria muy vinculada a las obras de Goya y Solana. Vida y muerte... Después, Paul Klee que no deja de ser un poeta...". ¡Dios mío, cómo me gusta escucharte! ¡Gracias Paco por este regalo!






Fotografía 3476.- Fresno es un hombre ordenado y meticuloso, un orden que se percibe nada más entrar en su inmaculado estudio y en el trazo preciso de sus elaboradas obras: "Esta que ves aquí, me ha llevado un año entero de trabajo...", refiriéndose a un enorme óleo, "Camino interior" (2013-2014), que me atrapa de inmediato por su belleza. Karmen Sáenz. Gijón, 2017.






Fotografía 3475.- En el estudio de Francisco Fresno contemplando un proyecto para una de sus esculturas. Karmen Sáenz. Gijón, 2017.





"Las vivencias de los primeros años, te marcan para siempre. Nací en Carda (Villaviciosa) y este hecho me permitió tener un contacto muy directo con la naturaleza, que para los sentidos es algo muy gozoso y placentero. Vine a vivir a Gijón cuando tenía poco más de un año a la calle Cabrales, pero todos los veranos volvía a la aldea. Allí teníamos una casa… Mi padre, José Fresno, era agricultor, aunque luego trabajó para diferentes empresas… Mi madre, Balbina Fernández, era ama de casa. Tengo dos hermanos, José Luis y Tino. Como ves, no tuve un entorno familiar próximo al arte. Solía pintar coches con tizas en el pasillo de casa. Recuerdo también que a mi hermano mayor, José Luis, le hacía las láminas de dibujo para el colegio en tan solo unos minutos".






Fotografía 3474.- Entrevista a Francisco Fresno (1). Karmen Sáenz. Gijón, 2017.






Fotografía 3473.- Entrevista a Francisco Fresno (2). Karmen Sáenz. Gijón, 2017.






Fotografía 3472.- Entrevista a Francisco Fresno (3). Karmen Sáenz. Gijón, 2017.





"Estudié en el Grupo Escolar Jovellanos en la calle La Merced hasta los nueve años, y después en el Colegio Corazón de María hasta el Bachillerato. No era mal estudiante, mi problema era que no estudiaba. Me daba igual sacar un tres, que un siete..., no hacía caso a los profesores… Te confieso que me sentía nervioso en clase. Cuando entré en el Corazón de María, era un lugar hostil. Siempre me rebelé contra todo lo que me venía impuesto y, naturalmente, el colegio era obligatorio, a parte que se estilaba aquello de: -La letra con sangre entra-. Yo siempre estaba distraído mirando por la ventana, que representaba para mí un escape, una evasión. No tenía estímulos...".

"Nunca hice arte buscando aprobación, lo necesito para vivir. De niño, era igual, solo ponía interés en las cosas que me motivaban: la naturaleza, el aire libre, ir a buscar minerales a la zona de Peñarrubia, hacer herbarios, la gimnasia... Por supuesto, me gustaba dibujar, era un asidero que me atraía y esta afición me quedó de por vida. Como no estudiaba nada, me mandaron a clases particulares con una profesora que se llamaba -Amparín- (en el barrio de El Coto). Un verano abrió un maletín, sacó unos tubos de pintura, una paleta y al observar cómo salía la pintura, su densidad y ver cómo mezclaba los colores y los extendía por la tela, me quedé con la boca abierta. Pura atracción... La pintura misma me atrajo como material". 






Fotografía 3471.- Francisco Fresno trabajando en un dibujo. Marcos León. Gijón, 2015.





"Voy a contarte un dato que explica muy bien mi pronta relación con el metal. En mi barrio había muchos talleres que trabajaban el metal y para sacar unos céntimos, andaba a la chatarra. La acumulaba en la despensa de casa, hasta que mis padres se hartaron y tuve que esconderla en el muro exterior del Colegio de los Jesuitas entre las ortigas. Metal y naturaleza eran parte de mi vida diaria... Jugaba a construir cabañas, espacios protectores… Antes, los juegos de los niños eran en el suelo, el sentido del tacto lo teníamos muy desarrollado, siempre tenía las rodillas llenas de postillas, era algo muy físico, un apego a la Madre Tierra". 

"De pequeño era creyente. Ahora ya no tanto, aunque siempre permanece cierto sentimiento religioso y espiritual, imagino que por una necesidad de creer en algo. Ese sentimiento religioso, unido a la naturaleza y al metal, conviven y se fusionan en mis obrasSoy dócil de piel, pero muy terco de fondo. Una vez que encontré mi norte, el arte..., nunca cambié de rumbo".






Fotografía 3470.- Francisco Fresno & Luis Alberto Fernández (1). Karmen Sáenz. Gijón, 2017.






Fotografía 3469.- Francisco Fresno & Luis Alberto Fernández (2). Karmen Sáenz. Gijón, 2017.





"Del Corazón de María, pasé a estudiar Delineación Industrial. Me gustaba el dibujo técnico, pero con las demás asignaturas volvió a sucederme lo mismo de siempre. Me influyeron especialmente los conocimientos en geometría. De manera paralela, empecé a trabajar en un taller mecánico como aprendiz. Allí pasaba las horas entre tornos, fresadoras y soldaduras. Era el encargado de limpiar y mantener los talleres en orden. Recuerdo que había una pila de virutas..., las tiraban allí sin más. Me gustaba cogerlas, agruparlas, darles forma… Era un arte efímero, pues siempre llegaba un camión y se las llevaba... Ya había en mí una necesidad de orden y de construir. Lo que estaba haciendo, coincidía con la aparición del -Arte Povera-. Ese recrearme en lo plástico y lo estético era, como te comenté antes, un salvavidas para mí, ya que el trabajo que estaba haciendo no me gustaba".






Fotografía 3468.- "Torre de la memoria" (2000). Acero corten y acero inoxidable. 16 metros de altura. Archivo Particular de Francisco Fresno. "Concebí una obra que tuviera sentido con la historia del lugar. Allí había estado la fábrica de Moreda. En base a eso, concebí un volumen, un prisma oxidado de acero corten. El óxido como alusión al paso del tiempo, a la memoria, y una trama de relieves de acero inoxidable, a modo de espejos, que muestran el presente con la luz que se refleja en ellos. Un diálogo entre el presente, lo cambiante y la memoria. Un dato interesante es que el hormigón de la base de la escultura toca el hormigón de las bases de las antiguas naves de Moreda, estableciendo una comunicación muy curiosa. El destino, el azar…".





"Abandoné Delineación y me puse a trabajar en talleres de rótulos y pintura publicitariaDejar de estudiar me liberó y me permitió acercarme a lo que a mí verdaderamente me gustaba: empecé a tomar contacto con otros colegas que tenían intereses afines a los míos, frecuentaba la Agrupación de Bellas Artes en el Antiguo Instituto (por allí iban: Melquíades Álvarez, Fernando Redruello, Luis Acosta...), compraba libros de pintura… Siempre trabajé de autónomo, impartí clases en la Universidad Popular y llegué a abrir un centro colaborador del INEM de rotulación y cartelismo. Posteriormente, seguí haciendo esos trabajos gráficos, pero empleando ya la tecnología informática que, a su vez, empecé a aplicar en el arte".






Fotografía 3467.- "Semillas de Oriente" (2004). Francisco Fresno. Óleo sobre lienzo. 146 x 146 cm. Colección Consejería de Cultura del Principado de Asturias (depósito en el Museo de Bellas Artes de Asturias). Foto: Marcos Morilla. Gijón, 2016. 





"Mi primera exposición individual fue en el Antiguo Instituto Jovellanos (1975). Consistió en unos paisajes al aire libre de corte impresionista. Para ser mi primera exposición, vendí mucha obra. La segunda fue en la galería Atalaya (1977), hoy galería Cornión, también con muy buenos resultados. Había pinturas, collages... En esta muestra tuve un estímulo muy importante... Orlando Pelayo la visitó y le hizo un comentario muy favorable. Otro incentivo era ir ganando algunos concursos de pintura al aire libre con 18 o 19 años. Los premios son los primeros referentes que te llegan del exterior. A partir de esas primeras exposiciones, fue ya un no parar... Entre individuales y colectivas pasan ya del centenar".






Fotografía 3466.- "Entre mónadas" (2006). Francisco Fresno. Óleo sobre lienzo. 146 x 146. Archivo Particular de Francisco Fresno. 





"Sobre el año 89, sufrí una crisis muy fuerte con el arte. Me costó mucho trabajo decidir hacia dónde conducir mi obra. En los 80 hacía mucho collage con papeles de periódicos entintados. Era una obra informal y abstracta, y cuando quise dar otro paso más allá, me encontré con muchas incertidumbres. Estuve un año sin llegar a crear, no por falta de ideas, sino por indecisión. Hasta que de una forma anecdótica, por un encargo de unos paneles decorativos para la Sala Quiquilimón y observando de forma casual otros paneles que tenía apilados por el taller, que empecé a verlos como soportes para el color, a parte de ofrecerme al girarlos una variedad de perspectivas, tomé la decisión de hacer una obra geométrica y tridimensional. Con todo esto trabajé en la década de los 90. Tuve una exposición en la Galería Durero y otra en el Museo Jovellanos. También empecé a emplear el ordenador para la pintura. Trabajaba con tramas de puntos. Los puntos son líneas y las líneas repetidas son planos. En realidad, simpre fui muy fronterizo... escultura, pintura, instalaciones…".






Fotografía 3465.- "Bastión del aire" (2007). Francisco Fresno. Acero corten. 6 metros de altura. Colección Francisco Vaciero. Foto: Karmen Sáenz. Oviedo, 2007.





"Acabo de realizar una exposición en el Museo de Bellas Artes de Asturias. -Hacia la luz. Hasta la ausencia- son dos instalaciones (hay otra parte de una secuencia fotográfica de Karmen Sáenz, que se titula -Tempus-). Ahora estoy en un momento de reflexión sobre lo que voy a hacer, pero sabiendo que lo que planifico no se va a cumplir y que aparecerán cosas nuevas. Tengo pendientes proyectos de escultura… Soy muy reflexivo, me gusta tenerlo todo en la cabeza, en orden, me gusta escribir... cuando escribo pongo las cosas en claro…".






Fotografía 3464.- Trabajando una hoja de porcelana. Exposición "Hacia la luz. Hasta la ausencia". Museo de Bellas Artes de Asturias (del 25 de octubre de 2016 al 22 de enero de 2017). Foto: Karmen Sáenz. Gijón, 2016.






Fotografía 3463.- Francisco Fresno & Luis Alberto Fernández (3). Karmen Sáenz. Gijón, 2017.





NOTAS:

© "ENTREVISTA A FRANCISCO FRESNO: -NO CONCIBO MI EXISTENCIA SIN EL ARTE-". Post realizado por Luis Alberto Fernández González. 

Entrevista realizada a Francisco Fresno por Luis Alberto Fernández el día 10 de enero de 2017. 

Textos iniciales: Guillermo Simón y Gema Llamazares para "NSDDTA".

Las fotografías números: 3464, 3465, 3466, 3467, 3468, 3471, 3477 y 3478, han sido cedidas a "NSDDTA" por Francisco Fresno.
Las fotografías números: 3463, 3469, 3470, 3472, 3473, 3474, 3475 y 3476, han sido realizadas por Karmen Sáenz y pertenecen al Archivo Particular de Luis Alberto Fernández González.


Todos los derechos reservados. Este post (texto y fotografías) no puede, ni en todo, ni en parte, ser distribuido, reproducido, comunicado públicamente, tratado o, en general, utilizado por cualquier sistema, forma o medio, sin autorización previa y por escrito de su autor, aun citando la procedencia.


¡¡¡TE QUIERO A MI LADO!!! Anímate a escribir tus comentarios. Muchas gracias.

Twitter @NSDDTA
Facebook: No Soy Digno De Tu Amor
Facebook: Luis Alberto Fernández González
Instagram nosoydignodetuamor
Google + Luis Alberto Fernández González "No soy digno de tu amor"
Pinterest: No soy digno de tu amor


Más información:

http://franciscofresno.blogspot.com.es/


Agradecimientos:

Francisco Fresno y Kármen Sáenz.
Guillermo Simón y Gema Llamazares.
Sergio Vega, Marcos León y Marcos Morilla.



¿Qué te ha parecido la entrevista al artista asturiano Francisco Fresno?, ¿te ha gustado?, ¿qué destacarías de su biografía?, ¿conoces sus obras? ¿Qué valoras en un artista? ¿Qué tipo de pintura/escultura te gusta? ¿Visitas museos y exposiciones con cierta frecuencia? ¿Valoramos a nuestros artistas locales? ¿Qué vivencias de niño/a te han condicionado la vida?, ¿por qué? ¿Has podido dedicarte profesionalmente a lo que realmente te gusta y motiva?





2 comentarios:

  1. Interesantísima entrevista, Luis Alberto. Enhorabuena.
    Y el artista, eso, un artista.
    Muchas gracias a ambos.
    Noël H

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muchas gracias a ti, amigo... Ahí tengo tu obra en el salón de mi casa... Por cierto, junto a la de Fresno. Qué dos grandes fenómenos!!! Un abrazo muy fuerte!!!

      Eliminar